domingo, abril 15, 2012























"Pero, si bien en el taller se soltaba al hablar un lenguaje familiar, en cambio no les dejaba pasar ni una. Un día, una de ellas (una modelo a la que Degas apreciaba mucho) protestó mientras posaba:
              –¿Eso es mi nariz, monsieur Degas? ¡Yo nunca he tenido una nariz así! –tras lo cual la modelo fue expulsada de inmediato y su ropa fue arrojada detrás de ella. Tuvo que vestirse en el rellano". Ambroise Vollard en Escuchando a Cézanne, Degas y Renoir.

(Imagen, Bailarina de medias rojas, Edgard Degas).

Hasta esto lo robó Picasso

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal